domingo, 24 de agosto de 2014

Superación personal: Un juego en el que cuando pierdes, ganas

Desde que naciste, día a día, has afrontado retos sacando de ti, fuerza, sabiduría y talentos desconocidos. Tu camino, como el de cada ser humano, ha sido un proceso en el que, paso a paso, has ido compitiendo contigo mismo en un juego en el que cuando pierdes, ganas. Ese juego se llama superación personal.


Cuando eras niño, llevado por la curiosidad, disfrutabas frente a cada desafío y te entusiasmabas aprendiendo. Cuando aún no sabías andar o hablar, no vivías estas circunstancias como un problema sino que te divertías aventurándote más allá de tu zona de comodidad para experimentar en el terreno de lo desconocido. Apuntabas alto, intentando hacer todo aquello que hacían los mayores. Y atravesando emociones, intentándolo una y otra vez, descubrías con alegría que tú también podías sosterte de pie o pronunciar algunas palabras.

Sin la posibilidad de superarte frente  a cada reto no hubieras llegado a descubrir tu escondido potencial. La buena noticia es que ese potencial no tiene límite conocido y sigue siendo posible expandirlo si mantienes la actitud de superación con la que disfrutaban en tu infancia. Tener en cuenta las siguientes sugerencias te ayudará a conseguirlo:

1.- Cultiva la curiosidad:
Observa, cuestiona e investiga. Si en tu mente no hay cabida para el misterio y las preguntas, quizás es que los dogmas te aprisionan. Atreverte a dudar puede liberarte. Para ampliar este tema te invito a leer, en mi libro, el capítulo dedicado a Perico Periscopio y a poner en práctica en tu vida, las sugerencias que allí propongo.

2.- Date permiso para experimentar: Superarte significa expandir tu potencial y eso implica permitirte ser. Encontrar nuevos cauces de acción para todo aquello que, en ti, quiere crecer y evolucionar. Escucha a tu corazón. Allí están esperando los sueños que quieren verse realizados. Su oportunidad de ser es tu oportunidad de crecer.  Haz cosas nuevas y haz lo de siempre de forma diferente, para renovarte y desarrollar tu creatividad. Te animo a revisar las ideas propuestas en el artículo “Cambiar elpaso a la rutina”.

3.- Concéntrate y comprométete con tus objetivos:
Desarrolla hábitos y persevera con disciplina hasta superar tus límites. Los procesos de cambio a veces son lentos pero la disciplina, inspirada en un ideal, aporta la alegría de superarte a cada paso y la paz interior de estar manteniéndote fiel a tu corazón. Te puede ser útil repasar los artículos titulados “¿Tienes claro tuobjetivo?” y “¡Manos a la obra!

4.- Mantén un enfoque positivo frente a las dificultades: Deja de pensar que tienes que buscar la solución a tus problemas y empieza a concentrarte en aprovechar las oportunidades de crecer que ellos te ofrecen. No todo es crisis en la crisis ni problema en el problema. En ellos también está el desencadenante de desempeños que creías imposible lograr. Entra en contacto con tus recursos, optimiza tus habilidades y  ubícate en un estado de permanente aprendizaje. Puedes encontrar más información  sobre esta actitud en “Aprender a vivir,aprender a ser”

5.- Aprende a motivarte y darte aliento.
Eleva tus pensamientos hasta el horizonte de tus más felices sueños. Ahí está tu corazón. Ese es tu rumbo. Y de ahí emanará motivación. Avanzar por el camino de tus sueños también supone cansancio y ampollas en el ánimo. Pero te guía el corazón y eso conlleva sanador entusiasmo. Ante los retos más desafiantes y los más grandes obstáculos, reconforta tu ánimo recordando tus valores, tus ideales y el sentido de tu caminar. Para recordar más formas de animarte en momentos difíciles puedes releer “Cómo quererte más y mejor".

6.- Desarrolla tu inteligencia emocional.
Aprende a reconocer tus emociones y a utilizar su energía para avanzar en tu camino. Creces cuando te atreves a afrontar, asumir y gestionar las emociones y las situaciones que te asustan. A veces la vida te empuja a un precipicio y tienes que aprender a planear en la caída. Ese frío vértigo te ayuda a descubrir que puedes volar. Para mejorar en esta área pon en práctica los pasos explicados en “EmocionArte”

7.- Hazte responsable de tu bienestar y de tu capacidad de superación personal:
A diferencia de cuando eras niño, ahora sabes que no dependes de los adultos para sobrevivir. Ahora sabes que, aunque la vida es una trama de colaboración, puedes hacerte cargo de tu vida y de tu felicidad. Desafiándote ante la adversidad sacas lo mejor de ti mismo. Sientes el malestar, localizas la insatisfacción, pones tu foco de atención en la posibilidad de mejora  y realizas la acción que te acerque a ella. Te atiendes. Repasa las claves ofrecidas en el artículo “¿Víctima o protagonista?” para mantener un consciente liderazgo de tu vida.

8.- Manten la mirada en tu nivel de excelencia:
Es decir, enfócate en lo mejor que puedas conseguir dadas las circunstancias. Sin caer en el perfeccionismo o en un nivel de exigencia marcado por las expectativas de los demás. Acostúmbrate a visualizarte en tu mejor versión y que esa visión te guie para encauzar en esa dirección tus pensamientos, tus sentimientos y tus acciones. Siempre recordando que estás en camino, trata de acercarte más y más a esa vibración, buscar sintonía y coherencia con tu ser más expandido. Te puede ayudar repasar los ocho pasos descritos en el artículo “¿Estás a la altura detus sueños?”.

9.- Reconoce, agradece, celebra y comparte:
Querer superararte implica ver lo que ya tienes para apoyarte en esa base de recursos. Agradece todo lo que hay en tu presente y te ayuda a ir más lejos. Celebra cada logro, reconoce el esfuerzo puesto en cada intento y recuerda también que, a veces,  para recoger los frutos, hace falta sacudir el árbol. Si te aferras demasiado a lo que tienes puede que hasta retengas tus talentos. Suéltate y comparte. Una excelente forma de descubrir tus dones es compartiendo lo que sabes, lo que tienes, lo que sientes y lo que eres. Cuando creas que nada te queda, pregúntate: ¿qué es lo que puedo dar? Más sobre este punto en el artículo “Una mirada de reconocimiento”.

Por último, con una sonrisa, quiero darte una información que quizás ya has podido comprobar en tu experiencia:  aunque quieras quedarte resguardado en tu zona de comodidad, la vida vendrá a buscarte con un desafío para recordarte que estás vivo y puedes seguir creciendo. ¡No pongas techo a tu capacidad de superación! El reto es aprender a ser lo que eres capaz de ser.

Gracias por tu atención. Estaré encantada de leer tus comentarios. Hasta pronto.

Otros contenidos relacionados:



El río subterráneo y las riquezas en el fondo de tuser: Cómo conectar con la sabiduría, la fortaleza y la creatividad de tu naturaleza esencial.

Cómo ampliar tus mapas mentales: Dos relatos breves, un ramillete de preguntas y un ejercicio de autoayuda para ayudarte en esa labor.

Carta a tu alma niña: Para leerla cuando vayas a emprender un nuevo proyecto o andar un nuevo camino.





Coaching online: Si te interesa conocer mi labor profesional como coach personal te invito a visitar La Llamada También puedes escribirme a p.arcay@la-llamada.com y solicitar una sesión informativa y gratuita.
Estaré encantada de atenderte.


"En el fondo de tu corazón están esperando los sueños no cumplidos y todo el amor que aún no ha podido ser. Date permiso para vivirlos.(“Lo que el corazón quiere contemplar”) 

Ahora, a tu alcance, un apoyo para el despertar de tu consciencia: “Lo que el corazón quiere contemplar” Un libro, para  leer y practicar, que expandirá tu poder creador y promoverá la conexión con la inteligencia de tu corazón. 

Puedes leer fragmentos o el libro completo, escucharlo en audio, descargar en ebook, todo gratuitamente aquí.



2 comentarios:

  1. ¡Bendiciones!

    Gracias por este espacio. Quisiera preguntarte si tienes algo sobre cómo decir NO.

    ¡Dios te bendiga en abundancia a ti y a quienes te rodean!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Marlene, quizás te pueda ser útil el post titulado "Cinco pasos para establecer límites saludables" http://olaaolacaracola.blogspot.com.es/2015/01/cinco-pasos-para-establecer-limites.html
      También para ti, mis mejores deseos
      Pepa

      Eliminar

Aquí puedes escribir tus comentarios. Gracias por tu participación.