sábado, 1 de noviembre de 2014

Tu capacidad de atención, un valioso capital. Cómo desarrollarla, manejarla e invertirla eficazmente.

Un antiguo cuento zen relata como “después de ganar varios concursos de arquería, un joven retó a un anciano maestro zen, también reconocido por su destreza como arquero.

El joven demostró una notable técnica dándole al centro de la diana en el primer tiro y partiendo la flecha con el segundo.

- "Ahí está", le dijo al monje, "¡a ver si puedes igualar eso!".

Inmutable, el maestro no desenfundó su arco, sino que invitó al joven arquero a que lo siguiera hacia la montaña. Caminaron hasta que llegaron a un acantilado atravesado por un frágil y tembloroso tronco. Parado con calma en el medio del inestable puente, el maestro eligió como blanco un lejano árbol, desenfundó su arco, y disparó un tiro limpio y certero.

- "Ahora es tu turno", dijo mientras se posaba en tierra firme.

Contemplando con terror el abismo, el joven no se sintió capaz ni siquiera de subirse al tronco. No lograba quitar su atención del precipicio y el miedo a despeñarse le dejó paralizado.

- "Tienes mucha habilidad con el arco", dijo el maestro, "pero aún tienes mucho que aprender respecto al manejo de otra herramienta indispensable: tu atención."

Para saber lo que significa estar atento basta con observar a un bebé descubriendo un juguete. Participa con sus cinco sentidos en la experiencia y escudriña sin prisa. Tú también puedes prestar una atención plena a tus experiencias. De hecho lo haces, casi sin darte cuenta, cuando estás profundamente comprometido y entusiasmado con una tarea o cuando reaccionas a una situación crítica. Son momentos en los que te concentras plenamente en el presente. Además, como toda capacidad mental, la atención puede entrenarse conscientemente y mejorarse.

Te propongo que consideres tu capacidad de atención como un precioso capital que puedes invertir bien y obtener muchos beneficios o despilfarrar.  Por una parte la atención es fundamental para ser consciente de lo que estás viviendo de manera que ganarás intensidad en tus experiencias si eres capaz de concentrarte.   Por otro lado, eligiendo donde pones tu atención decides qué es lo que haces importante en tu vida, así que es una excelente ayuda para crear la vida que deseas.

A continuación te propongo siete claves para mejorar e invertir con eficacia tu valiosa capacidad de atención:

1.- La atención es energía. Allá donde la pongas promoverá crecimiento. Decide qué es lo que quieres hacer importante en tu vida y ponle atención. Te será útil revisar los artículos  ¿Tienes claro tu objetivo?” y “Cómo estar a la altura de tus sueños para aprender a concentrarte en tu visión y tu misión. La intención, la atención y la acción son tres poderosos aliados. Enfocados en un propósito vital, concentran y transmiten poder creador.

También, te sugiero dos ejercicios básicos para empezar a entrenar la atención. Es algo así como ejercitar los músculos de los brazos. Cuando estén fuertes te servirán para levantar y sostener mejor cualquier cosa:

“Elige un objeto que puedas coger entre tus manos y observalo durante un minuto. Atiende cada pequeño detalle tratando de mantener  la información en tu memoria. Pasado el minuto, retiralo de tu vista y escribe en una libreta todo lo que puedas recordar de ese objeto que acabas de contemplar.”

“Sentado cómodamente, cierra los ojos y escucha. Presta atención a cada sonido que vayas percibiendo. Identifica de dónde provienen, su tono e intensidad, etc.. y conforme vayas descubriendo nuevos sonidos, cuéntalos. Al ir practicando este ejercicio comprobarás que cada vez percibes más matices.”

2.- Mientras caminas hacia tus objetivos recuerda que, a cada paso puedes encontrar insospechada belleza que espera ser descubierta. No te ciegues poniendo únicamente tu atención en el horizonte soñado.

Te propongo practicar a menudo el ejercicio del agradecimiento. "Consiste en poner tu atención, durante varios minutos, en todo aquello que valoras y ya está presente en tu vida. Comienza a elaborar una lista con todo lo que vaya surgiendo y cada vez que realices el ejercicio, añade nuevos motivos de agradecimiento."

También, la siguiente práctica te ayudará a entrenar la plena atención en el momento presente: "Cuando vayas a comer, tómatelo con calma, utiliza tus cincos sentidos y concéntrate en cada uno de los alimentos y en la experiencia de saborear, masticar y tragar. Disfruta de todos los matices de olor, sabor, textura y color."

3.- Inviertes bien tu atención cuando la enfocas en tus objetivos en lugar de en todo lo que te separa de ellos. Cuando veas que estás dejándote llevar por las excusas, concéntrate en las razones por las que emprendiste el camino. Atiende lo que consideras importante sin dejarte distraer por las urgencias imtrascemdemtes. Encontrarás más sugerencias en el artículo Cómodar más vida a tu tiempo y ganar más tiempo para tu vida”.

Practicar el ejercicio de “volver a la respiración” también te será útil: "Siéntate cómodamente y durante diez minutos pon tu atención en tu respiración. Observa cómo entra y sale el aire por tu nariz. Cuando tu atención quede captada por un pensamiento, sensación o emoción, nómbralo en silencio y vuelve a enfocarte en la respiración."

4.- No te quedes hipnotizado con los problemas. A su lado están las soluciones. Quien solo ve las nubes es como quien solo ve los conflictos. Uno se olvida del sol por encima de ellas y el otro de su capacidad de superación. Puedes pasar mucho tiempo sumando tus problemas sin ver todas las capacidades que ellos te empujan a multiplicar.

Te ayudará practicar el ejercicio denominado “historia de tus momentos de superación personal”  "Elabora una lista de ejemplos de superación personal de tu propia vida. Repásala en días de desánimo. ¿Piensas que no vas a poder? Busca experiencias en tu historia que te demuestren que otras veces pudiste. ¿Piensas que es demasiado para ti? Busca en tu memoria momentos en que te sentiste superado y sin embargo encontraste el camino de salida Reconoce sin falsas humildades tus dones, talentos y cualidades e irá emergiendo más valor, coraje y osadía."

5.- Procura que tu atención no se quede demasiado tiempo enfocada en la queja. Una vez tenida en cuenta la insatisfacción, concéntrate en la solución, el aprendizaje y la superación. Pon atención a lo que va bien para optimizarlo, y a lo que no funciona para verlo como una oportunidad de mejora.

Te será muy útil repasar el artículo¡Manos a la obra! y aprender el ejercicio de “la zona de influencia”: "Cuando notes que tu atención está absorbida por continuas preocupaciones, quejas o insatisfacciones, coge unos folios y, tómate un tiempo para reflexionar. En una de las hojas escribe la lista de tus preocupaciones y malestares. Una vez hecha la lista repasa cada una de las anotaciones pregúntándote: ¿Qué está en mi mano hacer para mejorar esta situación? ¿Dónde está mi zona de influencia para la resolución de este problema? Escribe las respuestas en otro folio y cuando hayas terminado pasa a tu agenda todas las acciones que puedas llevar a cabo a partir de ese momento. Con este ejercicio habrás cambiado el enfoque de tu atención desde la zona de preocupación a la zona de ocupación."

6.- En tu mano está hacer eterno o fugaz un mal recuerdo. Depende de la atención que le prestes. Aprende de esa experiencia y luego, suéltala. Tu capacidad de atención queda mermada si tu conversación interior está enfocada en asuntos sin completar. ¡Acaba lo pendiente o dalo por cerrado! Te resultarán útiles las propuestas de los artículos “Cómocultivar el hábito de completar” y EmocionArte

El sencillo “ejercicio del sentir” te dispone a entrenar tu atención para estar presente en las experiencias emocionales: "Cuando te sientas movido por una emoción pregúntate: ¿Dónde la siento? ¿En qué parte del cuerpo se está manifestando? ¿Siento esa zona cerrada, abierta, pesada, vacía, ligera, dolida, o…? No hay respuestas correctas. Se trata de tu propia experiencia. Lleva tus manos allí dónde sientas la emociones, permanece un rato con las sensaciones que te van viniendo y observa sus cambios mientras respiras pausadamente."

7.- Vive con la actitud de los viajeros que captan los matices de los fugaces instantes. Abiertos al asombro, intuyendo lo maravilloso. Si en cada situación buscas motivos para admirar, agradecer y compartir, tu ánimo mejorará y crecerán tus ganas de vivir. Cultiva tu capacidad de asombro. Aunque todo parezca igual, a cada instante todo es diferente y así visto, el presente resulta apasionante. Estés donde estés disfruta eligiendo la belleza como centro de atención.

Practica “el ejercicio de reconocer”: "En cualquier momento, pon atención al momento presente haciéndote consciente de tu respiración y pasea la mirada detenidamente a tu alrededor con el objetivo de descubrir cosas o matices que hasta ahora te habían pasado inadvertidos. Párate en lo que llame más tu atención, observa los detalles, luego lleva tu atención a otro zona u otro objeto. Cuando veas que tu atención queda enganchada en tu diálogo interior vuelve a comenzar hasta que vayas descubriendo aspectos en los que antes nunca te habías fijado."

Hoy, más que nunca valoro y agradezco tu atención. Estaré encantada de leer tus comentarios. Abrazos y hasta pronto.




Contenidos relacionados:



Dándote aliento y orientación: Una visualización guiada en audio y un ejercicio para promover confianza y motivación.

Meditación para promover más fluidez y sentirte más proclive a la acción, a la colaboración y a la diversión.

Valora el presente: Aquí y ahora es lo mejor que tienes. Actitudes para disfrutar de cada instante.




Coaching online: Si te interesa conocer mi labor profesional como coach personal te invito a visitar La Llamada También puedes escribirme a p.arcay@la-llamada.com y solicitar una sesión informativa y gratuita.
Estaré encantada de atenderte.



"En el fondo de tu corazón están esperando los sueños no cumplidos y todo el amor que aún no ha podido ser. Date permiso para vivirlos.(“Lo que el corazón quiere contemplar”) 

Ahora, a tu alcance, un apoyo para el despertar de tu consciencia: “Lo que el corazón quiere contemplar” Un libro, para  leer y practicar, que expandirá tu poder creador y promoverá la conexión con la inteligencia de tu corazón. 

Puedes leer fragmentos o el libro completo, escucharlo en audio, descargar en ebook, todo gratuitamente aquí.

3 comentarios:

  1. Hola Pepa. Una narración de la metáfora del joven arquero y el monje digna de atención. Realmente valoramos cuando encontramos enseñanzas como las que nos adentras para mejorar la vida en practica.
    Sigue publicando en tu Blog, son miles que requieren de mensajes dignos de aprendizaje y de llegar a entender los puntos de partida de cada persona.

    Felicidades y muchos éxitos.

    Atte. Tony García.

    ResponderEliminar
  2. Gracias Pepa por toda la abundancia de recursos, motivación y ejercicios prácticos que aportas a través de tu blog. Este artículo me va de maravilla para practicar en este momento mi atención consciente.

    Un gran abrazo

    Isabel

    ResponderEliminar
  3. Gracias por tus mensajes, me ayudan mucho en una empresa que no es fácil, pero poco a poco se obtienen pequeños logros, sobre todo en los momentos difíciles.

    ResponderEliminar

Aquí puedes escribir tus comentarios. Gracias por tu participación.